Esto... ¿esto qué es?

¡Hola personajillo del inframundo!
Esto es un blog. (Sí, lo suponías). Bienvenido. ¿Que hay aquí? Tonterias. Muchas. O munchas, como dice mi abuela. No prometo demasiado, pero si quieres leer reseñas y citas sobre libros, ver fotos y sinsentidos, es tu sitio, así que puedes quedarte.

6.28.2014

Welcome

Il a fait 4000 km à pied pour aller la retrouver. Et maintenant il veut traverser la Manche à la nage... Moi quand t'es partie j'ai même pas été foutu de traverser la rue pour te rattraper.


Welcome

6.23.2014

Cometer la tontería de ser profundamente infelices.

D. Tello: ¡Esa es mi hija!
Irma: Señores…
D. Tello: Hombres…

Irma: Señores hombres de Nuestra Señora de las Nubes... soy una mujer sola. Sola y tonta... porque a menudo a las solas se nos considera tontas. 
Tontas y solas.
Verán, para nosotras, el sol no es radiante si no... un sol mortecino y atontado; para nosotras los días felices son los lunes porque es un día tonto donde hay tanta cosa que hacer que olvidamos por un instante que el domingo hemos cometido la tontería de ser profundamente infelices. 

Solas y tontas vamos por el mundo hasta que nos morimos como los tontos: de un ataquede soledad al corazón…
¡Quiéranme por favor…!
Nuestra Señora de las Nubes -Arístides Vargas 

6.12.2014

Los silencios también matan.

- ¿A usted por qué lo expulsaron de su país?
- A mí no me expulsaron.
- ¿Ah, no?
- No, a mi me mataron.
- ¿La policía?
- No, los vecinos.
- ¡¿Con un cuchillo?!
- No, con el silencio. Verá mis vecinos… gente comedida: me hacía falta aceite, ellos me lo prestaban. Ellos no sabían que eran asesinos, por eso se comportaban como vecinos. Lo supieron el día que me llevaron preso... porque no dijeron nada; trataron de olvidar lo que habían visto y yo caí fulminado por el olvido, la desidia y el miedo en el mismo instante en que ellos cerraban sus ventanas.

Nuestra Señora de las Nubes -Arístides Vargas

4.10.2014

"De algo hay que morir" dijo el gato al enamorarse por séptima vez.

2.27.2014

Hoy estoy sin saber, yo no sé como.

Hoy estoy sin saber yo no sé cómo
hoy estoy para penas solamente,
hoy no tengo amistad,
hoy sólo tengo ansias
de arrancarme de cuajo el corazón
y ponerlo debajo de un zapato.
Hoy reverdece aquella espina seca,
hoy es día de llantos en mi reino,
hoy descarga en mi pecho el desaliento
plomo desalentado.

No puedo con mi estrella,
y me busco la muerte por las manos
mirando con cariño las navajas,
y recuerdo aquel hacha compañera,
y pienso en los más altos campanarios
para un salto mortal serenamente.

Si no fuera ¿por qué? no se por qué,
mi corazón escribiría una postrera carta,
una carta que llevo ahí metida,
haría un tintero de mi corazón,
una fuente de sílabas, de adioses y regalos,
y ahí te quedas, al mundo le diría.


Yo nací en mala luna.
Tengo la pena de una sola pena
que vale más que toda la alegría.

Un amor me ha dejado con los brazos caídos
y no puedo tenderlos hacia más.
¿No veis mi boca qué desengañada,
que inconformes mis ojos?

Cuanto más me contemplo más me aflijo:
cortar este dolor ¿con qué tijeras?

Ayer, mañana, hoy
padeciendo por todo
mi corazón, pecera melancólica,
penal de ruiseñores moribundos.

Me sobra el corazón.

Hoy descorazonarme,
yo el más descorazonado de los hombres,
y por el más, también el más amargo.
No sé por qué, no sé por qué ni cómo
me perdono la vida cada día.



Miguel Hernández.

    Antigua yo, vuelve.



    ¿Sabéis esa especie de juego masoquista en el que tus amigos tienen que decir lo que les gusta y no de ti?
    Yo jugué hace tiempo y curiosamente lo que gustaba y no gustaba era lo mismo, es decir, que mis defectos eran, al mismo tiempo, mis puntos fuertes. Porque era impulsiva, porque decía las cosas como me daba la gana, sinceridad arrolladora creo que dijo uno. “Estás loca, muy loca”.
    Tenían razón, creo. Me recuerdo a mi misma como una loca que actuaba, y ya si eso luego pensaba. Y dado el caso, cogía esos pensamientos, abría la ventana, los sacudía, hacía un chiste malo, gritaba pene, y seguía actuando.
    Pero últimamente no.  Tengo la sensación de que en cada noche de insomnio me han robado las ganas de hacer por hacer y querer por querer. Y en su lugar me han traído cajitas de miedos y dudas que ya no sé donde guardar porque me he desordenado mucho y no tengo sitio.  Mi problema es que tampoco tengo ganas de limpiar así que dejo que se apelotonen entre ellas y de la presión creo que se están rompiendo dejando salir esa porquería.   
    Escribo y borro. Porque no sé a dónde van las cosas que no digo, pero tampoco sé qué hacéis con las que os he dicho.


    2.26.2014

    A callar.

    ¿(A) dónde van las cosas que no(s) decimos?


    1.04.2014

    Gepanzertes Herz

    Weil ich Dich habe und nicht habe.            Porque te tengo y no

    Weil ich an Dich denke.                                 porque te pienso

    Weil die Nacht die Augen offen hat.           porque la noche está de ojos abiertos

    Weil die Nacht vergeht                                  porque la noche pasa

    und ich 'Liebe' sage.                                                  y digo "amor".


    Weil Du gekommen bist                                 Porque has venido

    um Dein Bild zu holen                                    a recoger tu imagen

    und Du besser bist als alle Deine Bilder.             y eres mejor que todas tus imágenes.


    Weil Du vom Fuss bis zur Seele schön bist.        Porque eres linda desde el pie hasta el alma

    Weil Du von der Seele bis zu mir gut bist.           porque eres buena desde el alma a mí

    Weil Du die Süsse hinter den Stolz verbirgst       porque te escondes dulce en el orgullo

    klein und süss, gepanzertes Herz.                           pequeña y dulce, corazón coraza.


    Weil du Mein bist                                                           Porque eres mía

    Weil du nicht Mein bist.                                                porque no eres mía

    Weil ich Dich so sehr anschaue und sterbe.              porque te miro y muero

    Und schlimmer sterbe ich                                                   y peor que muero

    wenn ich Dich nicht anschaue.                                                 si no te miro, amor.


    Weil Du immer überall existierst.                               Porque tú siempre existes donde quiera

    Aber Du existierst besser dort wo ich Dich liebe.      pero existes mejor donde te quiero

    Weil Dein Mund Blut ist.                                                  porque tu boca es sangre

    Und weil es Dir kalt ist.                                                         y tienes frío

    Ich muss Dich lieben, Geliebte.                                             tengo que amarte, amor

    Ich muss Dich lieben.                                                                     tengo que amarte.


    Auch wenn diese Wunde doppelt schmerzt.               Aunque esta herida duela como dos

    Auch wenn ich Dich suche und nicht finde.                aunque te busque y no te encuentre

    Und auch wenn die Nacht vergeht                            y aunque la noche pase y yo te tenga

    und ich Dich habe und nicht habe...                              y no.



    Mario Benedetti - En la película "El lado oscuro del corazón"



    12.08.2013

    Nunca quise ser buena persona.

    He llorado mas veces de las que digo
    y solo ante el peligro me derrumbo como un niño.
    No encuentro valor para admitir que me equivoco
    vuelvo solo a casa y lloro, me enfrento a todo.
    El odio me empuja hacia su zona, no importa:
    nunca quise ser buena persona,
    aguantarme a mi mismo, es trabajo de sobra.
    Nunca quise ser buena persona,
    que nadie me juzgue, hay tiempo de sobra.

    Duo Kie

    9.21.2013

    ¿Elección o necesidad?

    - Es igual... no puedo estar sin ti.
    - Sí que puedes.
    - . Pero no quiero.


         Al final de la escapada.

    8.26.2013

    Recuerdos

    Yo pienso mucho en el pasado, ¿sabes? [...] Si lo intento con todas mis fuerzas, van acudiendo a mi cabeza un montón de recuerdos, y muy vívidos además. Cosas que había olvidado hacía mucho tiempo surgen, así, de sopetón. Y resulta muy interesante. La memoria de la gente es la hostia, pero es la cosa más inútil que puedas imaginarte. Se parece a un cajón lleno hasta los topes de chorradas. ¡Y pensar que las cosas importantes de la vida diaria las vamos olvidando una tras otra!

    Y ¿sabes qué pienso? Pues que para las personas, los recuerdos son el combustible que les permite continuar viviendo. Y para el mantenimiento de la vida no importa que esos recuerdos valgan la pena o no. Son simple combustible.

    Anuncios de propaganda en un periódico, un libro de filosofía, una fotografía pornográfica o un fajo de billetes de diez mil yenes, si los echas al fuego, sólo son pedazos de papel. Mientras los vas quemando, el fuego no piensa: " ¡Oh, es Kant!", o " Esto es la edición vespertina del Yomiuri Shinbun", o "¡Buen par de tetas!".
    Para el fuego no son más que papelotes. Pues sucede lo mismo. Recuerdos importantes, otros que no lo son tanto, otros que no tienen ningún valor: todos sin distinción, no son más que combustible. Y ¿sabes? Si a mí me faltara ese combustible, si dentro de mí no hubiera esa especie de cajón de recuerdos, hace tiempo que, ¡cras!, me habría partido en dos. Y me habría muerto en cualquier rincón, tirada como un perro.
    Gracias a ese montón de recuerdos, valiosos o insignificantes según el momento, que van saliendo del cajón, puedo seguir viviendo, y soy capaz de soportar esta pesadilla. Aunque a veces me diga a mí misma que ya no puedo más, los recuerdos me dan fuerza para seguir adelante.

    After Dark - Haruki Murakami

    You'll never find another one

    you'll never find another fool like me.

    Estaba buscando...


    Brassai
    “Which of my photographs is my favorite? The one I'm going to take tomorrow.” – Imogen Cunningham

    Entradas populares